Etiqueta: Cataluña

Asistencia jurídica gratuita para los ‘mossos’ que no quieran obedecer a la Generalitat

El desafío independentista busca consumarse. El ‘president’ catalán, Carles Puigdemont, consiguió sacar adelante la convocatoria del referéndum previsto para el 1 de octubre en una sesión insólita dentro del Parlament, con trucos jurídicos de todo tipo y pasando por alto los procedimientos habituales para tramitar cualquier otra norma. En mitad de toda la vorágine secesionista que ha puesto en alerta a todas las instituciones del Estado, los ojos siguen puestos en los funcionarios de la Generalitat que, por cumplir con sus funciones, se ven atrapados en una ilegalidad reiterada. Precisamente, el letrado mayor del Parlament, Antoni Bayona i Rocamora, dio orden a todos sus subordinados de no intervenir en ningún proceso, viéndose obligados los diputados de Junts pel Sí a subir el documento de la ley a la web del Boletín Oficial.

Para leer el resto de la noticia haga click aquí

Comunicado: Contra el golpe de Estado y el referéndum antidemocrático

Ante la gravísima situación creada por el golpe de Estado secesionista dado en el Parlamento catalán por quienes ni siquiera representan a la mitad de los votantes catalanes, el Centro Izquierda de España (dCIDE) quiere expresar su total rechazo a este intento de imponer a la sociedad catalana un régimen totalitario excepcional, de naturaleza fascista y dictatorial.

Encubierto bajo apariencia democrática, este golpe corrompe los más elementales principios de la democracia y subvierte todo el orden constitucional en que se basa nuestra convivencia.

Para consumar su propósito, los separatistas han ideado un referéndum con el que legitimar ante la opinión pública lo que no es más que un proceso de toma del poder mediante todos los medios: la coacción, el engaño, la mentira, la amenaza, el chantaje, el control totalitario de los medios de comunicación, el empleo de ingentes cantidades de dinero público, el lavado de cerebro de los niños y jóvenes a través de la educación y la enseñanza y, también, de modo cada vez más abierto, la violencia ejercida a través de organizaciones e instituciones, grupos estratégicos y todo tipo de asociaciones subvencionadas con el dinero de todos.

Para leer el resto del comunicado haga click aquí

Antonio Robles – ¿Qué pasará el 1 de octubre?

Qué pasará el 1 de octubre? Es la pregunta más recurrente después de esa otra que solemos largar en el ascensor para salvar la distancia hasta el rellano de tu piso: ¡Ufff qué sofoco! ¿Cuándo bajarán estos calores?

Son de esas preguntas pretenciosas que parecen detener la historia y no son más que flatulencias que pasan tan rápido como han venido. Lo escribió Josep Pla y lo manejó con maestría Albert Boadella: “El nacionalismo es como los pedos, que sólo gustan a quien se los tira”.

Situada la seriedad de la pregunta en su justa medida, pasemos a contestarla. El 1 de octubre pasará lo que ha venido pasando estos últimos 40 años: la culminación de una estación más del Calvario según Puigdemont. Son el pueblo elegido, y solo un pueblo elegido se puede permitir plantear una campaña electoral con Artur Mas de Moisés separando las aguas del Mar Rojo.

¿Les suena el vía crucis de Cristo, también conocido como la vía dolorosa o las estaciones de la cruz? según la tradición cristiana fueron las dificultades y vejaciones que debió sufrir Cristo en su camino a la crucifixión para salvar a la humanidad.

Si fijan exactamente en este martirologio la respuesta a la pregunta podrán obtener la respuesta.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

La asesoría de dCIDE en defensa de los derechos civiles

El cambio en la dirección de los Mozos de Escuadra, el golpe institucional en marcha, la convocatoria de las CUP para cercar en su sede de Barcelona a la Guardia Civil, y las depuraciones en la acción del gobierno del presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont y sus socios, obligarán al Estado a tomar medidas. La más inmediata y plausible debería ser tomar el control de los Mozos de Escuadra si no quiere lamentar más tarde haber dejado que los más radicales pudran mandos y órdenes.

Pero mientras el Gobierno de la Nación deshoja la margarita, quienes tenemos conciencia de las presiones y abusos sobre los funcionarios de la Generalidad por parte de sus cuadros políticos y mandos policiales, hemos decidido poner al servicio de los Mozos de Escuadra y Guardia Urbana, una Asesoría Jurídica para informarles y defenderles de posibles presiones escritas y no escritas destinadas a desobedecer al gobierno legítimo de la nación y a la Constitución que fundamenta el Estado Social y democrático de Derecho de España.

NI LA “OBEDIENCIA DEBIDA”, NI LAS CONVICCIONES ÉTICAS PARTICULARES SON UNA EXIMENTE.

Las disposiciones legales al respecto son claras y precisas. Nadie debe llevarse a engaño ni debe permitir ser engañado, presionado o coaccionado. Ni la “obediencia debida”, ni las convicciones éticas particulares son una eximente. Bueno será poner esa información a disposición de estos servidores públicos para garantizar su seguridad y la nuestra.

La Ley 10/1994, de 11 de julio, de la Policía de la Generalidad de Cataluña «Mossos d’Esquadra» en su artículo 11 primero establece que “los miembros del Cuerpo de «Mossos d’Esquadra cumplirán y harán cumplir en todo momento la Constitución, el Estatuto de autonomía y la legislación vigente”.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Antonio Robles – El Ejército de Cataluña son sus maestros

Más claro, el agua. Lo acaba de decir la nueva consejera de Enseñanza de la Generalidad de Cataluña, Clara Ponsatí. Lo repetimos en vídeo: “En enseñanza no necesitamos construir estructuras de Estado, las tenemos listas”.

Ya no se tapan ni disimulan, necesitan reafirmarse en su huida hacia el abismo. Y muestran sus poderes como los pavos reales los colores. Siempre pensé que cuanto más alto subieran, más profundo sería el abismo. Espero que sea el suyo, no el nuestro.

Ahora entenderán por qué era exacta la denuncia que hiciera allá por 1995 en la Universidad de Salamanca con ocasión de la Caravana por la Tolerancia Lingüística: “El Ejército de Cataluña son sus maestros”. Desde entonces, ¡tantas evidencias!, ¡tan poco eco!

La denuncia causó estupor e incredulidad, las palabras de un sonado. Demasiado tiempo, demasiados responsables de la nación acomplejados ante el catalanismomirando para otro lado. Ahora vienen las prisas, todo ha sido advertido durante años, y a todo se ha hecho oídos sordos

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Antonio Robles – Catalunya, un solo pueblo

Catalunya, “un sol poble”, la última gansada de los nuevos profetas de la vieja política cainita española. Me refiero a Pablo Iglesias y Xavier Domènech en su artículo del Periódico del pasado domingo.

La sensación al leer ese galimatías de conceptos jurídicos, políticos, filosóficos, valores, emociones, y disparates, todos revueltos en un mondongo con ínfulas proféticas y pseudorevolucionarias, le dejan a uno, como le han dejado a la catedrática de Derecho constitucional, Teresa Freixes, con la sensación de que juntar palabras no es lo mismo que elaborar argumentos con sentido.

Rebatirlo implica triplicarlo, porque enfrentarse a sintaxis mágicas es tarea ardua si quieres contrastar la superstición con la verificación empírica. Dejemos la tarea por dar unas pinceladas premonitoras para no dejar pasar la gansada.

En la Atenas clásica de los sofistas, el relativismo hizo posible la democracia y a la vez la destruyó. La destruyó cuando las palabras dejaron de ejercer su función de definir al ser para pasar a decir cualquier cosa. Nuestros nuevos maestros de la erística convierten las palabras en putas de sus deseos.

¿Qué es eso de “el Pueblo”? ¿Hay algo más dogmático, reduccionista e identitario que el pueblo?

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Los padres de Castelldefels por la lengua española en la enseñanza

En el acto celebrado el jueves 13 de Julio en Castelldefels, en la biblioteca Ramón Jurado Fernández, cuya organización dependía de la AEB (Asamblea por una Escuela Bilingüe), titulado “Razones por una Escuela Bilingüe”, no sólo hubo emoción, sino también Razón. Y eso es así en tanto que se demostró el coraje cívico y la valentía moral de un grupo de familias que lo único que desea es una mejor educación para sus hijos, y que reconocen que esto pasa, indefectiblemente, porque la lengua española sea, también, lengua vehicular, lengua de enseñanza y aprendizaje. La iniciativa legal emprendida por este grupo de madres y padres es un rayo de esperanza para vencer al “nacionalismo lingüístico”, verdadero núcleo duro del nacionalismo catalanista, piedra angular en la que basan un hecho supuestamente “diferencial”, o lo que es lo mismo, un hecho que ampare y justifique su irrisoria “superioridad” moral.

En el acto se abordó la cuestión de la política lingüística catalana comparándola con otros países o regiones europeas, quedando patente la anomalía que supone una “inmersión” obligatoria en una lengua de alcance regional, se glosó el aparato jurídico por el que la Generalidad de Cataluña blinda esta forma cruel de delirio totalitario que consiste, ni más ni menos, que en negar la lengua materna a la mayoría de los niños.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Antonio Robles – El 155 y la hegemonía moral

Las respuestas dadas por el PSOE y por Cs sobre la conveniencia o no de aplicar el artículo 155 de la Constitución para neutralizar el golpe institucional en ciernes son la última aportación a la hegemonía moral del nacionalismo. La de Pedro Sánchez porque busca en la sacralización del diálogo una forma de asegurarse los votos futuros del nacionalismo para llegar a la Moncloa; la de Albert Rivera, porque definitivamente ha asumido la hegemonía moral del catalanismo, o por decirlo de forma exacta, ha interiorizado el campo de juego de sus chantajes emocionales. El primero está entregado a la plurinacionalidad, es decir, al nacionalismo, el segundo a la deconstrucción de la rebeldía inicial de Cs tan esencial para lograr una sociedad posnacionalista. El cálculo electoral y la aspiración a convertirse en heredero de los despojos de Convergencia y Unión han pesado más que el coraje de un hombre de Estado.

¿Por qué no son solo dos errores, sino sobre todo dos dejaciones pusilánimes de sus funciones?

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Antonio Robles – Una izquierda emancipadora para Cataluña

La izquierda en Cataluña ha de recuperar el espíritu emancipador que inspiró su origen para superar la alienación humana inducida por condiciones económicas, supersticiones alienantes, abusos coloniales o, como en este caso, por la obscenidad étnica del nacionalismo. En una palabra, ha de ser de nuevo una ideología intelectualmente crítica, capaz de servir de faro e instrumento de autonomía personal, justicia social, igualdad y libertad, y no mero instrumento al servicio de la casta nacionalista.

Esa naturaleza emancipadora de la izquierda es una característica esencial y universal, necesaria en cualquier circunstancia, lugar y tiempo, aplicable por lo mismo también a Cataluña. O, por decirlo con énfasis, ¡sobre todo a Cataluña!, pues la izquierda actual en esta comunidad española ha dejado de ser emancipadora para pasar a formar parte de las fuerzas opresoras y excluyentes del nacionalismo. Con un agravante, en lugar de servir como instrumento liberador, se ha convertido en un medio al servicio de las castas étnicas que lo instrumentalizan. La teoría sobre la alienación humana de Karl Marx es aplicable a cualquier situación de opresión y sirve para desenmascarar también hoy el fundamento pervertido del poder en Cataluña.

Haga click aquí para leer el resto del artículo

Santiago Trancón – Los referendos de Hitler, Franco y Puigdemont

Los nacionalistas catalanes, con su agotador empeño en imponernos un referéndum separatista, han logrado que una mayoría identifique referéndum con democracia. Oponerse a su referéndum es ser un facha antidemócrata. La incapacidad para contrarrestar una falacia tan corrosiva ha dado alas a los independentistas que no cesan de repetir que el 80% de los catalanes exige ese referéndum. La torpeza del Gobierno y de los demócratas para desmontar este falso argumento, legitimador del proyecto secesionista, es una prueba de la indigencia intelectual y la incapacidad moral y política de la mayoría de nuestros dirigentes.

¿Es tan difícil demostrar que el referéndum no es en sí mismo ningún instrumento democrático, que los referendos no son ninguna prueba de democracia, que han sido usados por todos los dictadores para legitimar su poder (Hitler, Franco, Pinochet, Castro…), que para ser aceptables han de cumplir una serie de requisitos democráticos previamente reconocidos y que no existe, por tanto, ningún «derecho al referéndum»?

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Santiago Trancón, del CINC: ‘Es imprescindible aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña’

Madrid.- Filólogo, profesor, escritor y uno de los fundadores del Centro Izquierda Nacional (CINC), Santiago Trancón concede una entrevista a La Voz Libre en la que habla de la situación en Cataluña, de la urgencia de aplicar el artículo 155 y, por tanto, suspender la autonomía de la comunidad catalana, de los objetivos de su partido o de cuál sería la solución para frenar al separatismo.

Lea la entrevista haciendo click aquí

Antonio Robles – Verdades de mentira en TV3

TV3 acaba de abordar el fenómeno de la posverdad, es decir, la difusión y manipulación de informaciones falsas como si fueran verdaderas creando una inseguridad cognitiva corrosiva. En ella, la verdad y la mentira dejan de tener referencias inmediatas con los hechos comprobables y pierden su función. La irrupción de las RRSS y la creciente frivolización de los medios audiovisuales han sido el caldo de cultivo y el medio para hacerlas virales.

No hay mayor impostura que la indecencia vestida de virtud. Y TV3 la ha mostrado al desnudo con la emisión del programa Veritats de mentida. Pareciera que el análisis y la crítica dedicados a las falsas noticias, a las verdades engañosas, medias verdades o verdades de mentira no fueran con TV3 o con la Cataluña nacionalista. Eso sí, como hay que demostrar neutralidad en la información, la simulan con la aparición fugaz de Pujol y su mujer en la portada del programa. Visto y no visto, y después de ellos, impunidad. Así se justificaba el vaciado total de las posverdades del espacio catalán de comunicación que han sido y son claves para construir el imaginario independentista.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

León Arsenal – La caja y el cajón

En su larga y poco exitosa gira mundial, el Gran Circo del Prusés llega a bombo y platillo a Madrid. Pero descuiden, que no vamos a entrar en lo ilegítimo o no de tal acto. Ya hay suficiente ruido sobre el asunto y, justo por eso, hay un detalle que queda casi oculto y que quiero señalarles.

Porque, veamos. El director del circo, Puigdemont, acude a la capital con un gran espectáculo de tres pistas, con fieras, saltimbanquis y payasos. Y, ante despliegue tan fastuoso, me asombra que casi nadie se pregunte quién paga todo ese montaje.

¿Quién paga el local? ¿Y los viajes y estancias de toda la troupe? Que esa gente no es de la de autocar, bocadillo y pensión, no. ¿De dónde viene el dinero para todo eso? De sus bolsillos no.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Santiago Trancón – Poner una pica en Cibeles

Conocida es la hazaña de Carlos V que tuvo que atravesar Europa con sus ejércitos desde Génova para imponer su dominio en la lejana Flandes, donde sus soldados clavaron sus picas. El acto simbólico que consagra una victoria militar se anuncia colocando el pabellón (la bandera) en lo más alto. Puigdemont, con su cohorte de mossos al mando del sargento Junqueras el Grosso, se dispone a colocar la estrellada en Cibeles. A diferencia del imperator, el president llegará cómodamente en Ave o en avión, y será recibido con la bendición y la venia carmelitana de la alcaldesa. Haciendo honor a su apellido, se subirá al pico más alto del monte capitalino y desde allí lanzará su arenga al mundo entero para que todos los medios se hagan eco de su hazaña. La toma del palacio de invierno de Cibeles no encontrará resistencia alguna, salvo algún tímido rechazo por parte de algún representante político debidamente autorizado. Los demás callarán y se ocultarán como batracios bajo el fango por miedo a ser tachados de fachas contrarios a la libertad de expresión.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Antonio Robles – Nación de naciones

A los nacionalistas se les ha aparecido la virgen con la ocurrencia de Pedro Sánchez: “Catalunya es una nación, y España una nación de naciones”. Como siempre, este chico solucionando los problemas esenciales de la gente. Empezando por los propios: tiene que asegurarse los votos catalanistas del PSC para ganar las primarias. El trapicheo de siempre con los que mandan en España, los nacionalistas.

A su vez, a él se le ha aparecido Josep Borrell: “Catalunya es una nación, pero nación –aclara– no se identifica con soberanía política. Ése es el planteamiento que hace Pedro Sánchez”. Con esta reflexión, dice La Vanguardia, Josep Borrell subraya que “Sánchez no quiere romper España”. ¡Ah, mira!, ya nos deja más tranquilos.

La cuestión no es si Cataluña es una nación sin soberanía política, sino si el nacionalismo debe disponer del estatus de nación para llevar adelante sus fechorías. La cuestión no es si tal nación se reduce a una identidad cultural, a mera referencia del derecho a la diferencia étnico-lingüística. El problema no es siquiera el reconocimiento explícito de nación cultural, es la actitud del nacionalismo por instrumentarla para ser Estado. Al día siguiente de tal estatus, reanudarían la marcha hacia el reconocimiento de nación como sujeto jurídico soberano ¿O alguien lo duda? Estoy convencido de que Josep Borrell tampoco. Pero si no lo duda, ¿por qué lo apoya?

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Antonio Robles – El silencio de Cataluña

¿Qué ha de pasar para que la sociedad tome consciencia de la cristalización fascista de la sociedad catalana? Y tome medidas.

Una fiebre por la identidad se ha apoderado del pulso de España. Ya no es sólo Cataluña o Euskadi, todas las latitudes sacralizan campanarios, tradiciones y ritos en detrimento de la sociedad política ilustrada. Muñoz Molina da cuenta de la estupidez en Andalucía con impotencia en “Quieren tradición”.

La patología en Cataluña, sin embargo, ha entrado en fase peligrosa. De la exaltación inicial por lo propio, se ha pasado a la sacralización de la tribu. Ya no importa el derecho, ni la ley, ni el bien común, ni la libertad política si se oponen a lo propio. Sólo se admiten adhesiones inquebrantables al clan. Pocos se atreven a disentir, una atmósfera de miedo transparente se espesa día a día, y el silencio negado simula la cobardía. Incluso para denunciarlo se silencia el nombre de Cataluña. Por miedo. Una inmensa metáfora de la profundidad del mal. Voy a ello.

El pasado sábado, el notario Juan-José López Burniol escribía un artículo en La Vanguardia que define con exactitud inconsciente la sutiliza del miedo. Sólo una sociedad pervertida por las peores técnicas de propaganda política de los años treinta puede explicar las causas del silencio. Y es que el nacional catalanismo de hoy ha refinado sus acciones totalitarias mediante la perversión del lenguaje y la incorporación fraudulenta de valores democráticos que cada día desprecian

Lee el resto del artículo haciendo click aquí

Antonio Robles – España y bien común, o autonomías y cupo

Podrían ser compatibles, de hecho, los padres de la Constitución fundamentaron la España democrática del 78 sobre el actual modelo autonómico persuadidos de que era la fórmula adecuada para encajar la pluralidad cultural de las regiones de España, descentralizar la administración y disipar las inclinaciones nacionalistas de Cataluña y País Vasco de ruptura con España.

Pero después de casi 40 años los resultados están a la vista: aquellas autonomías por las cuales se fundó el Estado autonómico, lejos de integrarse, cada día encuentran un nuevo agravio para irse de España. Nadie duda de que inicialmente el invento cuajó y produjo mejoras evidentes, al menos para los partidarios de la descentralización. Pero después de 40 años… ¿el Estado autonómico ha logrado el fin para el que fue diseñado? A todas luces, no. Lejos de remitir las reivindicaciones territoriales, han aumentado. Lejos de aplacarlas con más cesiones, las han fortalecido; lejos de blindar el bien común, la igualdad de los españoles y la unidad de España se han debilitado y se deshilachan a ojos vista. La fórmula del apaciguamiento, la conllevancia y las mayores cesiones ha fracasado. En realidad, las mal llamadas comunidades históricas han aprovechado estas cuatro décadas para poner el sistema educativo, los medios de comunicación públicos y los presupuestos de sus territorios al servicio de la construcción nacional propia.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Antonio Robles – Con nocturnidad y alevosía

Choque de legitimidades, ley de transitoriedad jurídica, proceso de desconexión. Nunca un golpe de Estado institucional se había servido de tanta casquería lingüística para lograr sus fines con apariencia de legalidad.

Ayer la mayoría independentista del Parlamento de Cataluña se otorgó el derecho a pisotear la democracia en nombre de la democracia. Una falange de camisas negras puede ser menos educada, pero no más cínica y fascista. Porque estos cantamañanas del derecho a decidir por encima del derecho del resto de españoles sólo son eso, delincuentes crecidos con una alta autoestima.

Con estos abusos parlamentarios pretenden sacar adelante leyes de desconexión sin garantías jurídicas ni parlamentarias, llevadas en secreto y por el procedimiento de urgencia para que no puedan ser recurridas y debatidas por el resto de los grupos parlamentarios, que tienen derecho a ello según las normas del propio Parlamento. Pretenden ampararse en la astucia de la raposa para impedir la acción constitucional del Estado de Derecho al que deben su existencia. Todo es muy sucio y sin maldita gracia.

Lee el resto del artículo haciendo click aquí