Autor: XvspnAdmin

dCIDE ANTE EL ASALTO AL PODER JUDICIAL Y LA RUPTURA DEL ORDEN CONSTITUCIONAL

Centro Izquierda de España-dCIDE denuncia la deriva totalitaria de la actual coalición reaccionaria del gobierno e invita a combatir y derrotar su proyecto disgregador y guerravicilista

Mientras la insurrección y la violencia siguen incendiando impunemente las calles de Barcelona.

Mientras el separatismo sigue bloqueando las instituciones de Cataluña, poniéndolas al servicio exclusivo del proyecto independentista.

Mientras la pandemia, los contagios y las muertes por coronavirus siguen sin control en toda España.

Mientras el paro, la pobreza y la angustia ante el futuro aumentan en España, llevando el sufrimiento y la indefensión a millones de trabajadores, asalariados y autónomos.

Mientras somos el país de Europa más afectado por la crisis sanitaria y económica, a la cabeza de todos los índices negativos de desarrollo, empleo, educación, ciencia, transformación industrial, cohesión territorial, redistribución de la riqueza, unidad fiscal y de mercado, transparencia, seguridad y homogeneidad jurídica, respeto al orden constitucional, a la lengua y cultura común, a la propiedad de la vivienda, a la monarquía democrática y el ejercicio de las libertades públicas.

Mientras todos estos problemas se acumulan sin que ni el gobierno ni las comunidades autónomas sean capaces de acordar y llevar a la práctica un verdadero plan nacional de emergencia que aminore el dolor, la incertidumbre y el desánimo de la mayoría.

Mientras todo esto ocurre, el actual gobierno, dejando de lado estos gravísimos problemas, dirige todos sus esfuerzos a maquinar y maniobrar para llevar a cabo un cambio constitucional radical que acabe con el actual sistema democrático, que convierta al actual Estado y a España en un conglomerado caótico, enfrentado e ingobernable de naciones imaginarias, que destruya la unidad y la igualdad entre todos los españoles y acabe imponiendo un sistema que no puede recibir otro nombre que el de totalitarismo y tiranía, viejas palabras que creíamos desterradas de nuestra vida pública.

Si la Unión Europea quiere sancionar al gobierno derechista de Polonia por cambiar su sistema de elección del Poder Judicial estableciendo la misma mayoría parlamentaria de tres quintos vigente en nuestro país, no concebimos que deje de reaccionar ante un proyecto de Ley Orgánica que reduce esa mayoría cualificada a la mitad más uno, haciendo totalmente dependiente el poder judicial del poder político. Ni la UE y sus tribunales, ni los propios jueces, sus asociaciones y órganos como el TC, pueden aceptar este atropello que suprime el elemento fundamental que justifica su existencia, que no es otro que su separación e independencia del poder ejecutivo y legislativo, poderes ya hoy pervertidos al no establecerse entre ellos una auténtica separación. Todo el sistema democrático queda así resquebrajado y sometido a un único poder cada día más autoritario e incontrolado.

Se están dando pasos para un enfrentamiento civil de consecuencias imprevisibles. Ningún español puede quedar indiferente ante esta situación cada día más autodestructiva e irreversible.

Pedimos a todos los partidos constitucionales, a todos los jueces y magistrados, a todos los responsables públicos, a todos los representantes del poder económico y financiero, a todos los profesionales de los medios de comunicación, que dejen de lado sus cálculos y mezquinas prevenciones, sus conveniencias, su cobardía, sus engaños y falsas equidistancias, para encarar con valentía el actual proceso de degeneración de nuestra democracia. Se equivocan todos ellos si creen que sus propios intereses están a salvo sometiéndose o contemporizando con el actual poder político cuya voluntad de controlar al poder judicial, baluarte de nuestra democracia, no es más que otro paso hacia mayores imposiciones, controles y atropello a las libertades.

Y a todos los ciudadanos les pedimos que no se dejen llevar por el miedo, la resignación o el pesimismo, sino que adopten una actitud beligerante y activa contra quienes quieren llevar a cabo su proyecto disgregador y guerracivilista, antes de que sea demasiado tarde. dCIDE no dudará en seguir denunciándolo y uniéndose a cuantos estén dispuestos a combatir y a derrotar a los totalitarios y antidemócratas, en defensa del bien común, la igualdad, el progreso, la convivencia y la paz entre todos los españoles.

Barcelona, 15 de Octubre de 2020
Tel. 690.20.62.89

dCIDE ante la ausencia del Jefe de Estado en Cataluña

El Gobierno ha vetado la presencia del Jefe del Estado en Cataluña. Le impide acudir a un acto institucional. Es un hecho gravísimo y sin precedentes. Con él se legitima, de modo abierto y oficial, el propósito de los partidos anticonstitucionales de acabar con el actual orden democrático. El PSOE, siguiendo al PSC, se ha situado objetiva y públicamente fuera del marco constitucional. Los españoles deben saberlo para no dejarse engañar más.

El Rey, recordemos, es legítima y democráticamente el actual Jefe del Estado. A ningún ciudadano se le puede impedir acudir a una parte del territorio nacional y más al Jefe del Estado cuando trata de cumplir con sus obligaciones institucionales. No hay justificación alguna. El argumento de la seguridad es insultante. Si un Estado se confiesa incapaz de proteger a su máxima autoridad, deja de ser Estado. Igualmente sería abyecto el ceder ante la amenaza de disturbios. Altercados y actos violentos que, por otra parte, se consienten e incluso se apoyan y animan desde el actual Gobierno de la Generalidad.

No hay otra explicación que la de dar un paso más para deslegitimar la figura del actual Jefe del Estado y así destruir el lugar simbólico que ocupa como garantía de la unidad y la igualdad entre todos los españoles. Este es el objetivo político, cada día más indisimulado, abiertamente defendido por el actual Vicepresidente del Gobierno, que se ha puesto a la cabeza de esta nueva rebelión anticonstitucional que trata de despojar al Jefe del Estado, en la práctica, de todas sus funciones y obligaciones institucionales, intentando arrinconarle para convencernos de su inutilidad.

Digamos claro que este ataque descarado a la Jefatura del Estado es un ataque directo a la democracia y el derecho de todos los españoles a mantener una institución democrática fundamental para impedir que los separatistas, los nacionalistas, los herederos del terrorismo y los partidos de la izquierda oficial y reaccionaria, destruyan el Estado democrático que asegura nuestra convivencia. España como nación, como garantía de los derechos de todos los españoles, como realidad histórica, como Estado basado en una Constitución plenamente democrática, debe tomar consciencia del peligro de autodestrucción que actos como éste, de impedir la presencia del Rey en un acto institucional, encierran y promueven.

Quisiéramos también que la propia Jefatura del Estado asumiera su responsabilidad y se negara a obedecer órdenes que le impidan cumplir con su función. Nuestra Constitución no le otorga un papel meramente decorativo o de simple ejecutor de las órdenes del Gobierno. Tiene la función superior de garantizar el orden constitucional, no la de aceptar pasivamente su desmoronamiento. En modo alguno se le puede exigir que consagre con su sumisión un proceso de autodestrucción del actual orden constitucional. Tal sería el firmar, por ejemplo, el indulto a unos golpistas que no sólo no se arrepienten de sus actos de rebelión y sedición, sino que proclaman que volverán a hacerlo.

dCIDE es un partido que quiere defender los ideales de una izquierda democrática y desenmascarar a la izquierda oficial, ya claramente reaccionaria, que ha traicionado a los principios de libertad, igualdad, fraternidad, unidad y legalidad con que se inició la democracia moderna y en los que se fundamentan las naciones y las sociedades más avanzadas del mundo. España necesita un partido que equilibre el actual panorama político abocado a un enfrentamiento civil que volvería a hacer realidad nuestras peores pesadillas. Transigir con actos como el que denunciamos, restarle importancia, aceptar las condiciones impuestas por los separatistas y antidemócratas, esgrimir razones de alta política para encubrir cambalaches jurídicos y apaños de conveniencia, es degradar la política y despreciar la voluntad de convivencia y unidad de la mayoría de españoles.

Unir una crisis política e institucional, a la crisis económica, social y sanitaria actual, es el objetivo de quienes creen que ha llegado el momento de asaltar el poder para ponerlo al servicio de sus intereses y acabar con el orden democrático establecido en 1978. Ningún español debería ignorar esta grave amenaza, sino tratar de impedir que se haga realidad. Apóyanos. Únete a nosotros. Decídete.

España, 25 de Septiembre de 2020.

Tel. 690.20.62.89

Tel. 678.675.479

En Defensa de la Democracia Constitucional

Ante la exacerbada campaña de desinformación e intoxicación de la opinión pública, promovida por las fuerzas antidemocráticas del separatismo y el populismo -con el apoyo del actual Gobierno-, que pretenden convertir en el principal problema nacional la forma de elección de la figura del Jefe del Estado, dCIDE quiere hacer pública su más decidida y militante defensa de la democracia constitucional, denunciando esta abyecta maniobra política que intenta tapar la gravísima crisis sanitaria, económica y social que está llevando a la desesperación a millones de españoles. Dada la confusión creada, nos vemos obligados a proclamar los principios más elementales en que se asienta nuestro sistema político, plenamente democrático.

1) La Constitución define nuestro sistema como una monarquía parlamentaria, afirmación que ni limita ni condiciona la calidad de nuestra democracia, ya que sólo afecta al sistema de elección de la Jefatura del Estado, decisión sometida al control del Parlamento. Esta figura, además, sólo tiene un poder simbólico y representativo, sin capacidad real para determinar las decisiones del resto de poderes del Estado. El carácter monárquico de la Jefatura del Estado afecta a su sistema de elección, pues en lo demás no se diferenciaría de un Jefe de Estado republicano que tuviera los mismos poderes. Su origen no determina su función, ni su modo de ejercerla, sometido en todo a la ley. Por otro lado, la monarquía no es incompatible con el orden democrático, tal y como muestra la existencia de diez monarquías en Europa, entre ellas, en Noruega y el Reino Unido, países con una democracia plena y consolidada.

2) dCIDE es un partido de izquierdas y como tal, republicano. Dado que el actual sistema ha sido aprobado por la mayoría del pueblo español, no tendría inconveniente alguno en que de nuevo se sometiera a referéndum el sistema de elección de la Jefatura del Estado, su función y sus poderes, siempre que se cumplieran todos los requisitos democráticos. Sin embargo, dCIDE se opone a que este debate, ajeno por completo a las necesidades y preocupaciones de la mayoría de españoles, se plantee en este momento, algo que no serviría más que para huir de los gravísimos problemas actuales y desviarlos hacia un enfrentamiento ideológico y guerracivilista.

3) Debemos denunciar que lo que hoy está de verdad en juego no es el carácter plenamente democrático de la monarquía, sino el proyecto destructivo de la unidad de España, o sea, de la igualdad de todos los españoles, por parte de unas minorías privilegiadas, corruptas y clasistas, que quieren imponer su plan supremacista y totalitario. Hoy más que nunca un proyecto de centro izquierda como el que dCIDE representa, se opone frontalmente a la destrucción de la nación española, espacio del bien común de todos los españoles, y que es la única garantía que permite la defensa de los trabajadores, de sus derechos igualitarios y de su unidad frente a la disgregación y el enfrentamiento civil que los separatistas y sus aliados persiguen.

4) Nada hay hoy en nuestra Constitución que impida el ejercicio plenamente democrático de todos nuestros derechos. No es la monarquía impedimento alguno para ello. Quienes la atacan con furor, lo hacen como excusa para destruir lo que la monarquía simbólicamente representa y que ellos, con sus ataques, ayudan a valorar aún más, al convertirla en una barrera de contención contra la imposición secesionista, la disgregación territorial y el mantenimiento de los privilegios, que son los verdaderos objetivos perseguidos.

5) Nuestra monarquía es hoy una institución sujeta a todo tipo de controles democráticos y, además, a un escrutinio constante por parte de los medios de comunicación al que no se ve sometido ningún otro poder del Estado. No nos parece mal esta vigilancia democrática, que debería aplicarse con el mismo rigor y reproche a todos los partidos políticos y sus representantes, especialmente a quienes con nuestro dinero están promoviendo la secesión y la subversión del orden constitucional.

6) No se puede confundir la forma de Estado con la ideología partidista y los intereses sectarios. La república es ante todo el respeto al imperio de la ley contra el despotismo y el mantenimiento de cualquier privilegio, histórico, territorial, étnico o de clase. Ni la república es per se de izquierdas, ni la monarquía parlamentaria de derechas. No es este sistema lo que hoy está pervirtiendo y degradando nuestra democracia, sino el desprecio de la ley por parte del separatismo, el populismo totalitario y un gobierno que carece de cualquier proyecto nacional y de defensa del bien común y la igualdad entre todos los españoles. No es la monarquía quien amenaza nuestra democracia constitucional, sino los antidemócratas disfrazados de republicanos, que luchan contra una monarquía inexistente y a favor de una república inventada y disgregadora. No les dejemos que usen el nombre de la república para seguir engañando, lo mismo que ya lo han hecho quienes hoy nos gobiernan pervirtiendo los nobles ideales de la izquierda.

Declaración de dCIDE a favor de la enseñanza laica, pública y concertada.

nte la propuesta del Gobierno PSOE-Podemos de excluir a la enseñanza concertada de las ayudas europeas a la educación, dentro del programa de “reconstrucción” destinado a paliar los efectos del coronavirus, dCIDE quiere expresar su total desacuerdo con esta decisión, nacida de un sectarismo ideológico y reaccionario que nada tiene que ver con la mejora del sistema educativo.

Leer documento completo.

Comunicado Composición del Consejo Nacional

El pasado día 4 de Noviembre se celebró la primera reunión del Consejo Nacional elegido en la II Asamblea Nacional de dCIDE. En él, dando cumplimiento al artículo 22.1 apartado b fueron elegidos los siguientes cargos del partido:

Presidente: D. Antonio Robles Almeida

Secretario General: D. José Luis de Lacalle Fernández

Tesorero: D. Javier Sánchez Gonzálvez

Quedan pendientes de nombramiento los cargos de Secretario de Economía y Finanzas y de Portavoz. Se está trabajando para cubrir ambos puestos lo antes posible.

Por último recordaros la composición del Consejo Nacional:

ANTONIO ROBLES ALMEIDA

CHARO CAÑETE AGUADO

ANA ALCUBIERRE BARAS

JAVIER SANCHEZ GONZÁLVEZ

JOSE LUIS DE LACALLE FERNÁNDEZ

ALEIX HERRERAS CARRERA

IRENE CARBONELL GARCÍA

JUAN JOSÉ IBÁÑEZ ACEDO

PEPA LABRADOR BARRAFÓN

ENRIQUE GIRÁLDEZ HUERTA

VÍCTOR CARNÉ HUETE

BERTA ROMERA TEJERO

José Luis de Lacalle

Secretario General

Contra el derrotismo – Santiago Trancón

Me toca ahora denunciar, por ser otro mecanismo igualmente evasivo, el fatalismo, el derrotismo, el considerar que todo, en el fondo, está perdido. Perdido de antemano. Perdido irremisiblemente porque «así somos los españoles», porque «esto no hay quien lo arregle», porque «ya es imposible pararlo». Me refiero, claro está, a la continuidad de España como nación y al desmoronamiento del Estado democrático que la sostiene.

Leer más: https://www.lanuevacronica.com/contra-el-derrotismo

LOS CATALANES EN ITALIA Y EL ORIGEN DE LA LEYENDA NEGRA – Pedro Insua

Cierta historiografía decimonónica ha querido dibujar la presencia española en Italia como la acción de un bárbaro sobre la civilización, como si fuera un elefante entrando en una cacharrería: la «cultura del Renacimiento en Italia» se ve arrasada (1527, el saco de Roma, etc.) y vampirizada por el Imperio español. (Pedro Insua es m miembro del CN de dCIDE)

Leer más: https://www.elasterisco.es/catalanes-en-italia/#.Wz0uUdgzbOS

¿Renovar el pacto constitucional? – Iván Vélez

Menos de una semana después de la toma de posesión de Pedro Sánchez ante el Rey como presidente del Gobierno de España, el federalismo ha regresado al primer plano de la actualidad política. Si en su primera semana como Ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, en una intervención ante su partido, el PSC, invocó las virtudes taumatúrgicas el diálogo y afirmó que era necesaria una reforma constitucional tan urgente como viable, e incluso deseable, con el noble propósito de que Cataluña se sintiera “feliz dentro de España”, un conjunto de intelectuales han dado continuidad a esas palabras, mediante el manifiesto titulado Renovar el pacto constitucional. (Iván Vélez es  miembro del CN de dCIDE)

Leer más: http://www.elmundo.es/opinion/2018/06/22/5b2bb7b3e5fdeaee658b45f7.html

La corrupción de los incorruptos – Santiago Trancón

La izquierda necesita quitarse de encima esta lacra, esta casta de corruptos disimulados. Porque sí, otra izquierda es posible. No se trata de tener fe, de seguir creyendo en milagros. Es una necesidad.  Otra izquierda es posible porque es necesaria, porque nuestra sociedad la necesita. Ni añoranza, ni nostalgia, ni apego a ningún pasado idealizado: por pura necesidad, insisto. Necesidad de equilibrar y armonizar las contradicciones y tensiones de una sociedad como la nuestra.

Leer más: https://noticierouniversal.com/opinion/la-corrupcion-de-incorruptos/

Saturación, aturdimiento – Santiago Trancón

Recibimos mucha más información de la que podemos asimilar. Como la información que recibimos a diario es, además, contradictoria, el esfuerzo por poner orden y darle sentido es mucho mayor. ¿Tenemos tiempo para hacerlo? No. Así que no sólo se trata de tener capacidad, sino de disponer de tiempo: tiempo de reflexión, de ponderación, de análisis. ¿Consecuencias?

Leer más: https://www.elcatalan.es/saturacion-aturdimiento/

La casta y la costra – Santiago Trancón

El autor de este artículo, miembro del Consejo Nacional de dCIDE (Centro Izquierda de España), mantiene que la izquierda debe dejar de apoyar a los nacionalismos excluyentes, “una tupida maraña en la que esa burguesía corrupta, clasista, supremacista, racista, neofascista y totalitaria”.

Leer más: https://www.dclm.es/noticias/73249/la-casta-y-la-costras-trancon

Por así decir – Santiago Trancón

El pensar, con su lógica de conexiones sintácticas, exige concentración y esfuerzo. En un mundo de agitadas y absorbentes trivialidades, controlar la atención y someterla a lenta crepitación, la que acompaña a la reflexión, produce fatiga. De vez en cuando necesitamos dejar libre el pensamiento para que piense y diga lo que quiera.

Leer más: https://www.elcatalan.es/por-asi-decir/

Guix: “La ocupación del espacio público con signos partidistas es la expresión de un régimen totalitario”

Pau Guix, autor de El hijo de la africana, repasa en esta entrevista las últimas novedades de ‘El hijo de la africana’, el libro que recopila sus artículos periodísticos. El martes presentará su obra en Sant Cugat y el miércoles en Vilassar de Mar.

Leer más: https://www.elcatalan.es/guix-la-ocupacion-del-espacio-publico-con-signos-partidistas-es-una-expresion-de-un-regimen-totalitario/

/ In noticia / By XvspnAdmin / Comentarios desactivados en Guix: “La ocupación del espacio público con signos partidistas es la expresión de un régimen totalitario”

¿Está nuestro Estado constitucional en coma terminal? -Ernesto Ladrón de Guevara

 

A cualquier observador mínimamente informado y con cierta perspicacia, no mucha, no le puede pasar desapercibida la actual situación de decadencia de las libertades, de desmoronamiento de la superestructura jurídica que ahorma el Estado constitucional, el control abusivo del tercer poder por parte de los partidos políticos, bien en potencia o en acto,  la degradación de la democracia en su sentido formal, el desprecio a los derechos individuales, el intervencionismo abusivo de todas y cada una de las administraciones públicas en la vida privada de las gentes y en sus condiciones de vida, las ingenierías sociales puestas en acción para cambiar el sistema de valores, la estructura mental cognitiva de los individuos que son absorbidos por las masas como agujero negro cósmico que succiona toda materia a su alrededor, etc, etc.

Leer más: https://latribunadelpaisvasco.com/not/9115/-esta-nuestro-estado-constitucional-en-coma-terminal-/

/ In articulos / By XvspnAdmin / Comentarios desactivados en ¿Está nuestro Estado constitucional en coma terminal? -Ernesto Ladrón de Guevara