Etiqueta: Puigdemont

Antonio Robles – “La persistencia” de Puigdemont… contra las víctimas

El último vómito del presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, ha caído sobre la tumba de las víctimas del terrorismo. No lo recordaré, afortunadamente vivimos nuevos tiempos, donde los exabruptos tienen réplica. Se le ha achacado a este golpista a jornada completa que comparó el triunfo de la lucha contra ETA con la persistencia del «pueblo catalán» por lograr la independencia.

En su patológica obsesión por ver en cada gesto y gesta democráticos el modelo estético para vender, ocultar y adornar sus agresiones al Estado de Derecho, no reparó en la posible deducción. Dudo que la hiciera a propósito; más bien le falló el inconsciente en su obsesión por reducir todo al procés, sin reparar en los sentimientos de las víctimas. Es aquí donde está el problema, en la falta de empatía con las víctimas. Como le faltó a buena parte del catalanismo político siempre. Estaban en otra cosa. La lucha de ETA por Euskalerria era su aspiración inconfesable. Y es que cuando se comparten fines, se comprenden medios. O al menos se ignoran. La prueba más evidente fueron los 40.000 votos nacionalistas catalanes de ERC coaligada con Herri Batasuna en las elecciones europeas de 1977 que precedieron al atentado de Hipercor…

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Santiago Trancón – Poner una pica en Cibeles

Conocida es la hazaña de Carlos V que tuvo que atravesar Europa con sus ejércitos desde Génova para imponer su dominio en la lejana Flandes, donde sus soldados clavaron sus picas. El acto simbólico que consagra una victoria militar se anuncia colocando el pabellón (la bandera) en lo más alto. Puigdemont, con su cohorte de mossos al mando del sargento Junqueras el Grosso, se dispone a colocar la estrellada en Cibeles. A diferencia del imperator, el president llegará cómodamente en Ave o en avión, y será recibido con la bendición y la venia carmelitana de la alcaldesa. Haciendo honor a su apellido, se subirá al pico más alto del monte capitalino y desde allí lanzará su arenga al mundo entero para que todos los medios se hagan eco de su hazaña. La toma del palacio de invierno de Cibeles no encontrará resistencia alguna, salvo algún tímido rechazo por parte de algún representante político debidamente autorizado. Los demás callarán y se ocultarán como batracios bajo el fango por miedo a ser tachados de fachas contrarios a la libertad de expresión.

Para leer el resto del artículo haga click aquí