Mes: octubre 2020

dCIDE ANTE EL ASALTO AL PODER JUDICIAL Y LA RUPTURA DEL ORDEN CONSTITUCIONAL

Centro Izquierda de España-dCIDE denuncia la deriva totalitaria de la actual coalición reaccionaria del gobierno e invita a combatir y derrotar su proyecto disgregador y guerravicilista

Mientras la insurrección y la violencia siguen incendiando impunemente las calles de Barcelona.

Mientras el separatismo sigue bloqueando las instituciones de Cataluña, poniéndolas al servicio exclusivo del proyecto independentista.

Mientras la pandemia, los contagios y las muertes por coronavirus siguen sin control en toda España.

Mientras el paro, la pobreza y la angustia ante el futuro aumentan en España, llevando el sufrimiento y la indefensión a millones de trabajadores, asalariados y autónomos.

Mientras somos el país de Europa más afectado por la crisis sanitaria y económica, a la cabeza de todos los índices negativos de desarrollo, empleo, educación, ciencia, transformación industrial, cohesión territorial, redistribución de la riqueza, unidad fiscal y de mercado, transparencia, seguridad y homogeneidad jurídica, respeto al orden constitucional, a la lengua y cultura común, a la propiedad de la vivienda, a la monarquía democrática y el ejercicio de las libertades públicas.

Mientras todos estos problemas se acumulan sin que ni el gobierno ni las comunidades autónomas sean capaces de acordar y llevar a la práctica un verdadero plan nacional de emergencia que aminore el dolor, la incertidumbre y el desánimo de la mayoría.

Mientras todo esto ocurre, el actual gobierno, dejando de lado estos gravísimos problemas, dirige todos sus esfuerzos a maquinar y maniobrar para llevar a cabo un cambio constitucional radical que acabe con el actual sistema democrático, que convierta al actual Estado y a España en un conglomerado caótico, enfrentado e ingobernable de naciones imaginarias, que destruya la unidad y la igualdad entre todos los españoles y acabe imponiendo un sistema que no puede recibir otro nombre que el de totalitarismo y tiranía, viejas palabras que creíamos desterradas de nuestra vida pública.

Si la Unión Europea quiere sancionar al gobierno derechista de Polonia por cambiar su sistema de elección del Poder Judicial estableciendo la misma mayoría parlamentaria de tres quintos vigente en nuestro país, no concebimos que deje de reaccionar ante un proyecto de Ley Orgánica que reduce esa mayoría cualificada a la mitad más uno, haciendo totalmente dependiente el poder judicial del poder político. Ni la UE y sus tribunales, ni los propios jueces, sus asociaciones y órganos como el TC, pueden aceptar este atropello que suprime el elemento fundamental que justifica su existencia, que no es otro que su separación e independencia del poder ejecutivo y legislativo, poderes ya hoy pervertidos al no establecerse entre ellos una auténtica separación. Todo el sistema democrático queda así resquebrajado y sometido a un único poder cada día más autoritario e incontrolado.

Se están dando pasos para un enfrentamiento civil de consecuencias imprevisibles. Ningún español puede quedar indiferente ante esta situación cada día más autodestructiva e irreversible.

Pedimos a todos los partidos constitucionales, a todos los jueces y magistrados, a todos los responsables públicos, a todos los representantes del poder económico y financiero, a todos los profesionales de los medios de comunicación, que dejen de lado sus cálculos y mezquinas prevenciones, sus conveniencias, su cobardía, sus engaños y falsas equidistancias, para encarar con valentía el actual proceso de degeneración de nuestra democracia. Se equivocan todos ellos si creen que sus propios intereses están a salvo sometiéndose o contemporizando con el actual poder político cuya voluntad de controlar al poder judicial, baluarte de nuestra democracia, no es más que otro paso hacia mayores imposiciones, controles y atropello a las libertades.

Y a todos los ciudadanos les pedimos que no se dejen llevar por el miedo, la resignación o el pesimismo, sino que adopten una actitud beligerante y activa contra quienes quieren llevar a cabo su proyecto disgregador y guerracivilista, antes de que sea demasiado tarde. dCIDE no dudará en seguir denunciándolo y uniéndose a cuantos estén dispuestos a combatir y a derrotar a los totalitarios y antidemócratas, en defensa del bien común, la igualdad, el progreso, la convivencia y la paz entre todos los españoles.

Barcelona, 15 de Octubre de 2020
Tel. 690.20.62.89