Mes: julio 2017

dCIDE suma apoyos entre intelectuales, periodistas y descontentos del PSOE

El partido de centro izquierda ‘dCIDE’ sigue sumando apoyos de forma exponencial. Son muchos los intelectuales, periodistas e incluso, barones socialistas que se acercan atraídos por un ideario claro y sin complejos en la defensa de la nación española frente a la España ‘plurinacional’.

En este sentido, el portavoz de dCIDE  -el exdiputado de Ciudadanos en el Parlamento de Cataluña Antonio Robles– insiste en la defensa de la unidad de España “como salvaguardia del bien común para lograr que la izquierda se reconcilie” y, con ello, “se fortalezca la igualdad y su cohesión”.

Asimismo, el partido de Centro Izquierda de España defiende la lengua común de todos los españoles en cualquier lugar del territorio de España y rechaza cualquier concesión a quienes quieren imponer su exclusión. Así, aboga por salvaguardar “con la misma determinación” las lenguas regionales españolas y combatir el etnicismo cultural nacionalista con un republicanismo cívico.

Para leer el resto de la noticia haga click aquí

Entrevista a Antonio Robles en El Mundo Financiero

El 29 de junio pasado se presentó en Madrid Centro Izquierda de España (dCIDE), un nuevo partido político dirigido por Antonio Robles, quien fuera primer secretario general de Ciudadanos. En realidad es la refundación de Centro Izquierda Nacional (CINC). Según Antonio Robles, infectado el PSOE y Podemos del virus nacionalista, mediatizado el gobierno del PP por su minoría parlamentaria y habiendo abandonado Cs la beligerancia lingüística y la socialdemocracia en Cataluña, son «más necesarios que nunca».

El Mundo Financiero.- ¿Por qué en solo un año han decidido cambiar de nombre? ¿Qué aporta dCIDE que no lograba CINC?

Antonio Robles.- Por dos causas. Por una parte, una empresa catalana afincada en Barcelona con las mismas siglas hizo movimientos para blindar el acrónimo CINC, y por otra, la naturaleza abierta del proyecto de Centro Izquierda extendía así las alas a otros proyectos similares para ofrecer espacios de diálogo. dCIDE aporta el nombre más hermoso hoy esquivado por la izquierda: España, y un acrónimo participativo.

EMF.- Usted ya fundó en 1997 España Constitución de Ciudadanos y en 2005 Iniciativa No Nacionalista que acabaría integrada en Ciudadanos. ¿Por qué un nuevo partido?

AR.- Porque existe la amenaza de la ruptura territorial de España por la falta de compromiso de la izquierda con su nación; y sobre todo por la evidencia, que esta misma izquierda, antes a través del federalismo asimétrico, ahora de la plurinacionalidad pretende dividir a los ciudadanos en nombre del territorio donde nacen o residen. Tras siglos de luchas en pro de la igualdad, contra los privilegios por razón de sangre y clase social, y luego de nivel económico, tenemos que enfrentarnos a una izquierda que prima a los ricos por encima de los ciudadanos. Es un atraso, es reaccionario y cualquiera que crea en la igualdad y el respeto a la diversidad debe estar en contra de posturas que son retrógradas por mucho que quieran disfrazarlo de lo contrario. Y esa izquierda no existe, la actual de Podemos, PSOE etc. está encamada con el nacionalismo. Por otra parte, UPyD está inoperativa, y Cs ha abandonado la socialdemocracia y la beligerancia lingüística.

Para leer el resto de la entrevista haga click aquí

Antonio Robles – Junqueras, el tapado

Ante tanto embrollo y desconcierto, conviene desbrozar el estercolero pseudodemocrático en que nos han metido los catalanistas para clarificar las líneas maestras que nos han traído hasta aquí y los abismos por los que nos podemos despeñar.

No se enzarcen con las bufonadas diarias de Carles Puigdemont, ni con las algaradas de la CUP. Entiendo que el hombre que se negó a ejercer la democracia en la sede de la soberanía nacional, el Congreso de los Diputados, prefiera ir al Teatro Nacional para hacer política y reserve el Parlamento para hacer teatro. Todo lo que haga falta con tal de no firmar lo que le puede inhabilitar o dejarle con el patrimonio hecho unos zorros. Como entiendo que los comecuras de la CUP prefieran convertir el falso gótico de la catedral de Barcelona en un economato a convertir el centro religioso nacional del Born en un meublé.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Santiago Trancón – Vuelve el fanatismo ‘religioso’

Que el lector no se confunda: este artículo no va en contra de ninguna religión, va contra el fanatismo religioso, ese sentimiento que, convirtiendo una creencia en dogma, da permiso a sus fieles para aplastar al no creyente o discrepante. Las viejas religiones han alimentado en su seno el fanatismo como parte esencial de su supervivencia, pero, afortunadamente, la historia ha ido debilitándolo hasta hacerlo incompatible con cierta tolerancia. Salvo el caso del movimiento yijadista, que hunde sus raíces en el fanatismo islamista, hoy las religiones no suponen una amenaza contra la democracia y la libertad de pensamiento y conducta, una conquista que ha costado sangre, hogueras y guerras crueles.

Así que no hablo del fanatismo de las antiguas religiones, sino el de las nuevas. Religiones laicas, preciso, porque no se basan en creencias sobre el más allá, sino sobre el más acá. Una religión es un conjunto de ideas que, convertidas en dogma, generan seguidores incondicionales dispuestos, no ya a asumir personalmente esas creencias, sino a difundirlas e imponerlas a los demás.

Para leer el resto del artículo haga click aquí