Antonio Robles – El burka mental

Puigdemont: “A mí no me puede inhabilitar nadie”. ¡Joder con el Rey Sol!; precisamente el Estado de Derecho nació para limitar el poder del monarca absoluto.

Hay culturas que encarcelan a sus mujeres en burkas, el catalanismo ha logrado cegar con esteladas la capacidad para discernir entre lo que es un Estado democrático de Derecho y un colosal fraude democrático sostenido en el tiempo e inducido por un relato adobado de falsedades, victimismo y odio al diferente.

Restituir la verdad en Cataluña implica acabar con ese relato, liberar la libertad crítica de sus feligreses.

Si hay algo miserable en el relato independentista es la apropiación de la democracia para ocultar su hedor clasista y sus tintes xenófobos. Pero si tenemos que empezar por restaurar la verdad en Cataluña, es preciso hacer pedagogía de filosofía política básica. Empezando por lo más elemental. Es decir, enseñándoles a discernir entre las reglas democráticas de un Estado de Derecho y el contenido particular de la ideología de cada cual.

¿Por qué incumplir las leyes o pretender imponer una legalidad paralela a la Constitución apesta a totalitarismo?

Para leer el resto del artículo haga click aquí