Donald Trump, la democracia al desnudo

Me  preguntaba a las puertas de la cita electoral americana: ¿qué es más inquietante, que gane Donald Trump o que la mayoría del pueblo americano elija a un tipo como él? Esta mirada autosuficiente me descalifica de entrada para juzgar al pueblo americano. Y es que el resultado de una votación electoral no demuestra cuándo acierta o se equivoca el pueblo. Para los seguidores de Hillary Clinton, el pueblo se ha equivocado, pero para los seguidores de Trump, ha sido más sabio que nunca. No es una cuestión de ciencia, sino de intereses, emociones, razones e ideales mezclados en el azar de millones de ciudadanos de todo tipo y condición intelectual, moral y social. Lo cual no impide que muchos nos sintamos tras el triunfo de Donald Trump como si Gil y Gil se hubiera apoderado del gobierno de España tras demoler al PP y al PSOE juntos.

Lee el resto del artículo haciendo click aquí