Educación

UN SISTEMA EDUCATIVO QUE PROMUEVA CIUDADANOS LIBRES, CREATIVOS, RESPONSABLES Y BIEN FORMADOS

 

La educación y la enseñanza son el instrumento fundamental para asegurar la igualdad de oportunidades, la integración y cohesión social, el desarrollo individual, la socialización, el aprendizaje de los valores democráticos, la transmisión del conocimiento, el aprecio del saber, la ciencia, la cultura y el arte. A través de la educación y la enseñanza se transmite el valor del esfuerzo, la responsabilidad, la tolerancia, la colaboración y la empatía, se estimula la autonomía y la creatividad y se prepara al individuo para un futuro profesional en que pueda sentirse plenamente desarrollado.

El acceso a la educación en condiciones de igualdad es un derecho fundamental de todos los ciudadanos. La educación es un servicio público esencial, universal y gratuito, que debe ser protegido y asegurado por el Estado.
Somos partidarios de una enseñanza predominantemente pública y estatal como el mejor medio de asegurar la igualdad, pero no rechazamos la enseñanza concertada y privada.

 

La principal función de la educación es:
Formar personas con capacidad de autonomía y con sentido crítico para juzgar las distintas situaciones vitales y sociales que requieren su participación.
Transmitir conocimientos científicos y objetivos sobre la realidad del mundo que nos rodea.
Dotar al individuo de destrezas y habilidades que le faciliten el acceso a un puesto de trabajo digno y acorde con sus gustos y capacidades.
Despertar y estimular sus capacidades intelectuales, afectivas y creativas, así como la confianza en el esfuerzo como el mejor medio para alcanzar las metas que se proponga.
El alumno no debe sólo aprender, sino en adquirir y desarrollar la capacidad de aprender, dado que vivimos en una sociedad cada día más cambiante.
Transmitir un profundo sentido de la dignidad y la libertad inseparable de la responsabilidad y el cumplimiento de las normas de convivencia democrática.

 

Ver documento completo